Sumario Inicio
Revista científica | Autopsia Forense | Ciencia Forense | Psiquiatría Forense | Patologías criminales | Medicina Forense | Criminalística | Investigación científica del delito

EDICIONES ANTERIORES
Caso Ingeniero Santos y otros. Bioquímica Forense Testigo reservado Recuerdos Traumáticos Neuroimágenes La trata de personas

Director Científico
Prof. Dr. Mariano N. Castex


Director Editorial
Lic. Mariano R. Castex


Comité Científico
Dra. Blanca Huggelmann
Dr. Daniel H. Silva
Dra. Alicia R. Sotelo
Dr. Ezequiel Mercurio
Dr. Daniel Navarro


Colaboradores
Prof. Dr. Ernesto Antonio Fernández
Dr. Jorge Ignacio Rey
Dra Valeria Vegh Weis
Dra. Susana P. García Roversi
Lic. Mónica Buonomo


Participación peridodística
Liliana Caruso
Rodolfo Palacios
Javier Sinay
Agustín Gulman


Webitorial - Arte y Diseño
Distrito Media
Comunicación Digital 360


AÑO 2014 PUBLICACION Nro 16


Editorial

Por el Prof. Dr. Mariano N. Castex.


Articulos

Recuerdos Traumáticos en menores en tercer y cuarto año de vida.

Por el Dr. Mariano N. Castex, Dr. Daniel H. Silva, Lic.. Blanca Huggelman y Lic. Sonia Rodríguez

Introducción a la Bioquímica Forense.

Por el Dr. Christian D. Jaroszewski

Aporte de las Neuroimágenes al campo de la Medicina Legal.

Por el Dr. Dario Saferstein y el Dr. Eduardo González Toledo


Casos Famosos

Caso Ingeniero Santos y otros.

Diálogo entre el Dr. Mariano N. Castex y el Dr. Daniel Silva


Temas de Interés

Una Organización Criminal necesariamente psicópata. La trata de personas.

Por el Dr. José Ernesto Fernández Antonio.

Sobre el Informe Pericial Grafológico y su Integración.

Por la Lic. Mónica Buonomo.


Actualidad

Testigo reservado – Comenatrio Casación La Ley.

Por el Prof. Dr. Mariano N. Castex.

V Congreso Internacional en Criminología, Psicología y Medicina Forense.

Por el Prof. Dr. Mariano N. Castex.


Curiosidades Forenses - ¿Sabías qué?

Zigeunerleben Opus 29
No 3 Robert Schumann

EDITORIAL


Presentamos la edición 16º de Forenselatina.com, la primer Revista Digital en Materia de Psiquiatría y Medicina Forense. Fieles a la línea que trazáramos al lanzar el proyecto, intentamos efectuar aportes críticos al área dentro de un lineamiento centrado en la persona humana y sus derechos esenciales, los que entendemos rigen para todo hombre o mujer, con entera independencia de quien fuere o hiciere. Particular preocupación tenemos y seguiremos manteniendo con respecto a quienes en una forma u otra resultan víctimas de toda forma de violencia por parte de los Poderes de turno y en tal sentido debemos admitir con tristeza que la sociedad es la principal victimizadora del hombre y desde cualquier óptica que se considere su accionar. Hasta se victimiza irresponsablemente a sí mismo cuando en los sistemas democráticos populistas, en donde el voto es más visceral o emotivo que racional, encumbra a figuras que con sus movimientos, modelos, relatos o lo que fuere, arrastran a la destrucción y a la aniquilación a sus propios votantes. Homo lupus hominis reza el proverbio latino. Como siempre, pero hoy en día más que a lo largo de toda la historia, levanta el ciudadano común y entusiasta toda bandera en donde flamea el deseo de libertad, no cayendo en cuenta que tras la misma, agazapada y lista para saltar apoderándose del fruto de la conquista, aguarda el virus que hará suyo el logro
popular y lo manipulará perversamente para dominar mejor a aquellos que lo votaron. En el campo de la Justicia Argentina se clama por el “Cambio en la Justicia”. Es indudable que hoy en día no hay disenso alguno en torno a que es urgente cambiar. Pero al ciudadano racional y democrático se le imponen una serie de preguntas. Qué, cómo, porqué y para qué se impone un cambio. Sobre la forma de hacerlo, sobran los instrumentos legales para realizarlo. Lo esencial es utilizarlos debidamente y ajustar de inmediato lo cambiado a tales normativas, vigilando en forma permanente que lo cambiado no sea manipulado y retorcido en beneficio de la Violencia del Poder. En este sentido estriba la nota diferencial en el grito reciente postulando el cambio en la justicia en donde una de las dos corrientes que claman se diferencian entre sí, mediante el agregado del “pero así no”. Identificado este editor con este último añadido, se ve constreñido empero a preguntarse sobre qué elementos contaminantes conllevan muchos de los que claman por el “así no”. Acaso también pretender luchar por jueces venales y adictos a corrientes políticas, sociales y/o económicas no adictos ni al modelo ni al relato K, pero ciertamente servidores de discursos tan malo o peores que aquellos que manifiestan repudiar. Lo grave es la mayoría de quienes se suben al clamor del cambio, lo hacen por uno u otro interés. Pocos empero, forzoso es admitirlo, piden y luchan por un sistema judicial autónomo por completo, conforme al sistema constitucional tripartito del Poder, en donde el Ejecutivo administra, el Legislativo –sede de la expresión del pueblo- legisla y el Judicial, regula y

control la vigencia en el medio societario de aquello podría darse en llamar lo JUSTO PARA TODOS Y CADA UNO DE LOS CIUDADANOS. Empero, lamentablemente cada grupo de presión societaria quiere imponer su visión. No exponerla simplemente y en diálogo procurar coincidencias. Se quiere imponer a todos, lo que pertenece a una parte y esto es lo intolerable. El arte de legislar no deja de ser el buscar soluciones razonadas, en pro del bien común, debidamente sancionadas y promulgadas. Cabe preguntarse ahora cuántas de nuestras recientes leyes puede encuadrar en este sencillísimo y antiguo concepto. Las presiones eclesiales, gremiales, político partidistas, periodísticas atenazan por doquier y como consecuencia resultan los mamarrachos legales que ornan nuestra legislación reciente en forma de aberrantes “collages”, votados por aquellos que pisoteando su conciencia rinden servidumbre a los “dictats” del conductor o mesías de turno. Es de desear que en el recambio legislativo que se inicia, coexistan ciudadanos electos responsables e independientes que tenga presente siempre que al votar deben pensar tanto en la voluntad popular que los ungió como en el bien común que procuran afianzar con cada texto legal. No sirven a modelos, ni a fantasmas pasados, ni a los carismáticos de turno, si no a su pueblo y deberán rendir cuentas por ello a su propia conciencia y en último término al Creador.

RECUERDOS TRAUMÁTICOS EN MENORES EN TERCER Y CUARTO AÑO DE VIDA

Mariano N. Castex, Daniel H. Silva, Blanca Huggelman y Sonia Rodríguez

En los largos lustros en que nos hemos dedicado en el campo forense al ejercicio de la Psiquiatría y de la Psicología Médica nos hemos preguntado más de una vez acerca de si las experiencias vividas a los 2 años de edad y hasta menos, pueden ser recordadas en la adultez. Cabe advertir que en la comunicación presente se está hablando en consecuencia de menores que se encuentran cursando el tercer año de vida ya que al cumplir los tres años, ingresan en el cuarto.
Tres son los campos en donde la pregunta se ventila en las décadas recientes: el científico investigativo, el mediático y el forense.
En el primero, la red informática bulle con trabajos de primer nivel, en donde la respuesta asertiva a lo inquirido proviene de investigadores de talla indiscutible, todos ellos destacados especialistas en los centros universitarios de excelencia.
En el segundo, el campo mediático contemporáneo, focalizado morbosamente en el abuso de menores por impulso de la manipulación sociocomunicativa del discurso pertinente, las referencias se encuentran sesgadas por ideologías, fanatismos, intereses económicos y prejuicios varios, siendo difícil al explorar, alcanzar opiniones objetivas y fundadas. Empero, en enero 2 del año 2012, un destacado matutino de Buenos Aires (La Nación) con la firma de la periodista Débora Slotnisky, conocida por su seriedad informativa, señala que “según un estudio reciente, las personas podrían tener
recuerdos de cuando tenían 2 años de edad”, añadiendo que conforme informa una nueva investigación “la capacidad de recordar las primeras experiencias de la infancia puede ser más notable de lo que los expertos pensaban”. Ilustra su cita agregando que “algunos niños que jugaban un juego único a la edad de 2 años fueron capaces de recordarlo 6 años más tarde.
Descargar el escrito completo

Introducción a la Bioquímica Forense

Por el Dr. Christian D. Jaroszewski (36 años) Bioquímico Forense y Perito Oficial de la División Laboratorio de Toxicología y Química Legal de la Dirección General de Policía Científica de Tucumán, Magister Internacional en Toxicología.

Bioquímica forense: Esta disciplina es la rama de la bioquímica que se encarga de la recolección, clasificación, análisis e interpretación de las evidencias biológicas detectadas en la escena del crimen, permitiendo arribar a una conclusión basada en las pruebas periciales realizadas sobre esa pieza de evidencia, y de esa manera poder reconstruir una escena (o lo más aproximado a ella) con sus respectivos actores o causantes de la misma.

En un principio, la investigación criminal se basaba fundamentalmente en la medicina legal y la criminalística, la bioquímica forense se encontraba enmascarada o en combinación con otras ciencias como la química legal o química forense, donde solo se realizaba el análisis y determinación de aquellos elementos o indicios que se encontraban en el lugar de los hechos sin abordar una interpretación bioquímica de los mismos, ya que solo se limitaba a esos elementos en cuestión y no tomaba a la escena como un todo para su interpretación y resolución (era un trabajo más individual y enfocado en un solo punto de investigación y análisis químico; pero)...
La creación de la bioquímica como
ciencia, permitió interdisciplinar y transdisciplinar también la investigación criminal, siendo hoy por hoy uno de los pilares en la investigación de cualquier causa de origen delictivo, ya que la misma permite determinar cómo se sucedieron los hechos dentro de este conjunto llamado “escena del crimen”. ¿Porque la bioquímica forense puede transdisciplinar en diversas áreas de las ciencias forenses? Por que la amplitud de conocimientos permitió al bioquímico incorporar dentro de la investigación forense, varias ramas que hoy solamente ellos las llevan a cabo o son capaces de realizarlas e interpretarlas extrapolando sus resultados a la resolución de los diferentes tipos de delitos; dentro de las diversas disciplinas que el bioquímico incorporó a su labor forense tenemos por ejemplo la química balística, la tanatoquimica, la entomología forense, la hematología forense, la serología forense, la toxicología forense y otras, y se mantiene en continuo crecimiento incorporando nuevos campos de acción.

Fundamentalmente la aplicación de la bioquímica forense en la investigación e interpretación de la escena del crimen está basada en la teoría de “ EDMOND LOCARD” criminalista francés, pionero de esta ciencia forense, famoso por enunciar el conocido “principio de intercambio de Locard” que dice : ”SIEMPRE QUE DOS OBJETOS ENTRAN EN CONTACTO TRANSFIEREN PARTE DEL MATERIAL QUE INCORPORAN AL OTRO OBJETO” o sea que cualquier individuo que cometa un crimen va a dejar parte de él en la escena y se va a llevar consigo algo de la misma; un criterio que no es absoluto porque siempre depende el hecho cometido, pero en general se cumplen en la mayoría de los delitos.

¿Como se relaciona la bioquímica forense con la investigación judicial y criminal?: La bioquímica forense, así como otras especialidades del área forense, es un auxiliar para la justicia, participa contribuyendo a la resolución de diversos hechos delictivos, dándole al poder judicial las pruebas necesarias para el esclarecimiento del caso criminal que se esté investigando, en la actualidad esta ciencia bioquímica, funcionando dentro del marco legal, pone en la bandeja de las evidencias todo el material biológico necesario para los estudios genéticos comparativos los cuales se usan para identificar a los diferentes actores o causantes del hecho delictivo que se está investigando.

¿Cuál es el rol de la Bioquímica Forense en el análisis de la escena del Crimen, es decir, que le corresponde
y que no?: El rol del bioquímico forense en la “escena de los hechos” es realizar el procesamiento y la investigación general de la misma, para ello se sigue una serie de pasos básicos dentro del algoritmo de procedimiento: se comienza tipificando dicha escena para poder de esta manera, llegar al punto más rico en evidencias, el diagrama en espiral o tablero de ajedrez son los diagramas de intervención más utilizados en la investigación hechos delictivos. Descargar el escrito completo

Aporte de las Neuroimágenes al campo de la Medicina Legal

Por Dr. Dario Saferstein / Médico psiquiatra y Especialista en Medicina Nuclear y el Dr. Eduardo González Toledo / Profesor de Radiología, Neurología y Director de la sección de Neurorradiología. LSU School of Medicine, Shreveport, LA USA

Abstract: Solo en los últimos años las ramas legal y forense de la medicina y la neuropsiquiatría han podido nutrirse de las neuroimágenes, dado que estas -con un sinnúmero de técnicas y secuencias- han enriquecido el camino iniciado por los maestros de la neuropsiquiatría.

Los hallazgos actuales permiten no solo una evaluación y un diagnóstico social, psicológico y psiquiátrico del trastorno mental sino además establecer vínculos entre patología en salud mental y alteraciones funcionales y estructurales cerebrales.

Estas alteraciones cerebrales y de los trastornos conductuales fueron históricamente difíciles de medir y establecer, inclusive en prácticas tales como la neuropsicología, donde se debieron implementar nuevos tests ya que muchas de las alteraciones conductuales no surgían, ni se evidenciaban en los tests comúnmente mas utilizados.

Pero casos como el del trabajador de ferrocarril inglés, Phineas Gage del siglo pasado que muchos años después de acontecido el hecho fue estudiado mediante neuroimágenes, lo que permitió una correlación entre su conducta y la evidencia de alteración anatómica.

Y en los últimos años hallazgos recientes de correlación mediante imágenes con estudios funcionales podrían transformar
la manera de aproximarse al estudio de la criminalidad y los procesos judiciales permitiendo establecer mediante técnicas de imágenes el engaño y la mentira.

Las n uevas técnicas de neuroimágenes como el SPECT, el PET y la fMRI entre los estudios funcionales y la Resonancia Magnética (MR) y la Tomografía Computada (CT) entre los estructurales, y nuevas técnicas como la Resonancia Funcional del cerebro en Reposo ofrecen nuevas perspectivas para el establecimiento de alteraciones morfológicas y funcionales en el estudio de personas que atraviesan procesos judiciales. Particularmente los estudios de SPECT, PET permiten ver la actividad funcional del cerebro mientras que los estudios como Resonancia y la TC ofrecen imágenes estructurales.

Las técnicas de imágenes son implementadas en distintos cuadros nosográficos tales como: traumatismo de cerebro, psicopatía, demencias además de cuadros psicóticos, trastornos del humor señalando diferentes áreas comprometidas.

La utilización de estudios de neuroimágenes ha implicado un desarrollo significativo y ha tenido un crecimiento exponencial que recién comienza y puede ser aplicado con suma pertinencia en el contexto de la medicina legal y en ámbitos forenses cada

día con más empuje.

Introducción


Para introducirnos en la temática de la pertinencia y la utilidad de las técnicas de neuroimágenes en la vida actual es necesario remontarse a los orígenes de su uso. El caso del capataz de la construccion de ferrocarril de Vermont Nueva Inglaterra , Phineas Gage fue un caso inaugural que posibilita trazar el comienzo de una serie de hallazgos que hoy en día están incorporados en el uso de técnicas diversas como medio de constatación y evidencia. Este trabajador tuvo un accidente, a mediados del siglo XIX, en 1848 con una barra de metal de un metro de largo con la que estaba trabajando, por las detonaciones que realizó la barra la barra atravesó craneo y cerebro. La barra perfora el maxilar izquierdo, perfora también el techo de órbita y lesiona el piso orbitario saliendo por el cráneo superior atravesando la corteza frontal izquierda. El Dr. Harlow quien lo atendió en su convalecencia refirió que Phineas posteriormente al hecho traumático se convirtió en un individuo obstinado, caprichoso y vacilante y con complicaciones para la realización de planes futuros (1).

Luego del accidente, Gage cambió radicalmente su conducta, pasó de ser una persona responsable y adaptado socialmente para volverse irreverente, obstinado e impaciente, observando un profundo cambio de comportamiento y un abandono de planes futuros.
Descargar el escrito completo

Diálogo entre el Dr. Mariano Castex y el Dr. Daniel Silva sobre sus casos más conocidos.

Por Dr. Mariano Castex y el Dr. Daniel Silva

El Dr. Daniel Silva junto al Dr. Castex trabajaron en conjunto durante los últimos 35 años en muchos de los casos más reconocidos en medicina y psiquiatría forense.

El Dr. Daniel Silva es médico Legista y Psiquiatra y Doctor de la Universidad de Buenos Aires- Facultad de Medicina- área de Humanidades Médicas. Tema de Tesis “AUTONOMIA E INTEGRIDAD EN LA PRAXIS MEDICA Y SU INTERRELACIÓN”.
Entre sus premios y distinciones se distingue 2008.- Premio “José Ingenieros- 2007” de la Academia Nacional de Ciencias por el “José Ingenieros- 2007” de la Academia Nacional de Ciencias por el trabajo “La inimputabilidad por razones psiquiátricas a la luz de las neurociencias actuales” y Premio Mención de Honor de la Fundación de Estudios para la Justicia-FUNDEJUS- por el trabajo "Bases para la resocialización del delincuente".

El caso del Ingeniero Santos:


El sábado 16 de junio de 1990 en horas del mediodía Santos, que por entonces tenía 42 años, estaba en una zapatería con su mujer cuando escuchó la alarma de su cupé Fuego que se había accionado cuando los jóvenes Osvaldo Aguirre y Carlos González le robaron el pasacasete. Santos, a quien ya le habían robado doce veces en la misma forma, subió con su esposa a su vehículo y persiguió a los ladrones, que iban en una camioneta Chevy, hasta darles alcance. Cuando esto sucedió su mujer gritó asustada “¡Nos van a matar!”, porque le pareció que uno de ellos buscaba algo en el vehículo, lo que hizo que Santos, sin detenerse, les hiciera dos disparos con un arma que llevaba y en cuyo manejo era hábil. Los ladrones, que no portaban arma alguna, murieron en el acto al ser alcanzados con una bala en la cabeza cada uno.

El doble homicidio generó en los medios un debate inmediato sobre el gatillo fácil, la justicia por mano propia y la legítima defensa que nunca fue saldado y muchos comenzaron a referirse a Santos como “el justiciero”. Santos estuvo detenido por un breve lapso y luego se lo liberó a la espera del juicio, en el cual se abrían tres posibles soluciones:
• La absolución si se consideraba que había actuado en legítima defensa. El art. 34 inc. 6° del Código penal argentino1 considera que no es punible a quien “obrare en defensa propia o de sus derechos, siempre que concurrieren
las siguientes circunstancias: a) Agresión ilegítima; b) Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla; c) Falta de provocación suficiente por parte del que se defiende."
• La condena por homicidio doloso si no se encontraba justificación alguna para su acción, en cuyo caso conforme al art. 79 la pena es de reclusión o prisión de ocho a veinticinco años.
• La condena por homicidio con exceso en la legítima defensa si se juzgaba que su acción excedió los límites impuestos por la Ley, por la autoridad o por la necesidad, en cuyo caso el art. 35° dispone que se aplicará la pena fijada para el delito por culpa o imprudencia.

Como consecuencia del hecho se abrió un proceso penal en el cual Santos fue condenado en 1995 a tres años de prisión en suspenso por homicidio con exceso en la legítima defensa. Por su parte las familias de los fallecidos le iniciaron un juicio... Descargar el escrito completo

UNA ORGANIZACIÓN CRIMINAL NECESARIAMENTE PSICOPATA, LA TRATA DE PERSONAS

Por el Prof. Dr. José Ernesto Fernández Antonio

Se me hace necesario para no perder desde el principio el itere de la investigacion recordar de quien hablamos al utilizar la definición psicópata, en el marco del estudio científico del delito y la criminalidad.

Para la Asociación Psiquiátrica Americana (A.P.A), la psicopatía la define como "una persona cuya conducta es predominantemente amoral y antisocial que se caracteriza por sus acciones impulsivas e irresponsables, encaminadas a satisfacer sus intereses inmediatos y narcisistas, sin importar las consecuencias sociales, sin demostrar culpa ni ansiedad".

Es una primera aproximación respecto del individuo que no se halla ni interesado, ni participe del resto de individuos que componen a la sociedad, es un “alien”, para definir a aquel predador externo.

Así los autores difieren en cuanto al significado del personalidad psicopática, ya que Cleckly, expresa que el psicópata es una persona asocial, altamente impulsiva y agresiva, generalmente carece de sentimientos de culpa, además de ser incapaz de crear lazos de afecto por tiempo prolongado, frecuentemente tiene explosiones agresivas, mostrando una capacidad afectiva seriamente dañada. Por su parte, MC Cord, menciona que el psicópata parece frío, carente de compasión trata a las personas y a los objetos como medios de placer, así como de agresiones explosivas.
En cambio para Hilda Marchori expresa, que en el psicópata, se encuentra una necesidad de afirmación de la propia personalidad, sintomática de una escasa capacidad de adaptación a la disciplina en general, necesidad de evadirse de las normas y de vivir una vida aventurera por el placer de riesgo. Zac dice, que el psicópata posee una estructura narcisista, cuyas ansiedades básicas primarias son de características francamente persecutorias que pueden alcanzar gran intensidad, y es por ello que necesita agredir a los demás. Es intolerable a la frustración, una mínima privación le produce un intenso sufrimiento yoico. Solomón, menciona que el psicópata ignora los códigos sociales y los valores. Actúa solamente en respuesta a sus propios deseos e impulsos. El castigo no lo conmueve y la experiencia no la asimila. No puede resistir la tentación puesto que no tolera la frustración, y culpa a otros hábilmente cuando es aprendido.

Sirva este introductoria del porque defino a estas organizaciones dentro de individuos asociados dentro de un perfil solidario de psicópatas unidos por su perversión. Descargar el escrito completo

SOBRE EL INFORME PERICIAL GRAFOLÓGICO Y SU INTEGRACIÓN.

Por Mónica Buonomo / Perito Grafóloga

Más allá del peritaje en sí, concentrado en el ítem: DESARROLLO DEL ESTUDIO TÉCNICO, el que podría considerarse como el centro del informe, la exposición clara y metódica de los pasos que componen al mismo podrá ajustarse a los siguientes parámetros:

En primer lugar partimos del OBJETO PERICIAL en donde se explicarán concretamente los motivos particulares del estudio.

Al respecto, la experiencia demuestra muchas veces que las partes no se encuentran esclarecidas sobre el mismo y exponen en los escritos un objetivo pericial confuso o directamente extraño a las incumbencias técnicas del profesional grafólogo que en carácter de perito es designado por el mismo magistrado o bien resulta propuesto por las partes, por lo tanto es de suma importancia que este punto de partida, estrechamente vinculado con la conclusión, se encuentre dentro de las incumbencias correspondientes, bien definido y expresado de un modo claro y concreto.

Así es que no pocas veces es el mismo perito quien deberá asesorar a la parte que lo propone sobre el modo de expresar adecuadamente lo que desea probar y para ello tendrá que conocer tanto las limitaciones como las posibilidades del estudio técnico que se le encomienda.

Acto seguido se informará sobre el MATERIAL SUMINISTRADO PARA SU
ESTUDIO individualizándolo mediante la descripción detallada del mismo, y si resulta posible conviene fotografiarlo a efectos de la ilustración.

INSTRUMENTAL TÉCNICO EMPLEADO: Aquí el perito deberá cumplir en mencionar aquellos instrumentos de los que se ha valido para llevar adelante la investigación como por ej. las lupas utilizadas para las observaciones llevadas a cabo sobre los grafismos; transportadores, reglas milimetradas, etc.

Luego, y debido a las numerosas dudas que todavía despierta la Grafología en algunas personas, sería de importancia incorporar un punto denominado CONSIDERACIONES PREVIAS en el mismo cuerpo del informe donde se expresara que la Grafología fue aceptada de hecho como una técnica de validez científica y de peso probatorio en la Justicia desde el mismo momento en que se abrieron las listas para peritos de esta especialidad en los fueros Civil y Penal, amén de especificarse los motivos por los que cumple con los parámetros científicos.

ANEXO ILUSTRATIVO: Dentro de este capítulo el perito informará sobre el material que acompaña a efectos de acreditar los fundamentos de la conclusión. Descargar el escrito completo

Testigo reservado – Comenatrio Casación La Ley.

Causa 57.768 (PBA) | O., R.B. s/ recurso de Casación

A propósito de un acuerdo en juicio abreviado al que arribaron las partes y en el que se condena a una coautora por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización (art 5 inc c) Ley 23.737), la Cámara casa la sentencia impugnada por la defensa oficial y recalifica el delito como tenencia simple de estupefacientes, readecuando la pena, por “advertir un quiebre lógico en la sentencia recurrida: ninguna de las medidas de prueba desplegadas por el personal policial pudo corroborar la versión que sostuvieron los testigos de identidad reservada, tendientes a incriminar a la imputada.”

En su función de establecer la correcta interpretación de la ley, en el presente fallo, la Sala Cuarta del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, recuerda –en primer lugar- en párrafos introductorios el correcto procedimiento a seguir por las partes al recurrir a una casación, para pasar en segundo lugar, a delinear una vez más –y en ello estriba la piedra angular del fallo- la función de los testigos de identidad reservada, figura procesal en extremo controvertida, de la cual se ha venido abusando con frecuencia, desde su introducción en el rito.

Cabe recordar que ello se concreta en primer lugar cuando se legisla en materia de estupefacientes (ley 23.737) mediante la ley 24.424, la que en el art 34 bis incorpora la denuncia con reserva de identidad y el testigo de identidad
reservada (art 33 bis) y en la provincia de Buenos Aires a partir del nuevo CPPBA en 1991, actualizado en 2011 por la Ley 14257 que incorpora el art 233 bis a aquél, fijando de modo claro y definido los alcances de la declaración bajo reserva de identidad. Un retoque más en los textos codilicios, en este caso justificado, producto de una tarea legislativa lamentablemente no siempre prudente ni razonada, cuando la guían oportunismos políticos que en los últimos lustros han producido aberrantes collages legales que por cierto conducen a un incontable número de aberraciones legales, sobre todo penales.

Tras recordar al precedente “Casal (causa 1681, 20/9/05)” en el cual el más Alto Tribunal fijó criterio en base a la doctrina alemana del Leistungsfähigkeit o agotamiento de la capacidad de rendimiento o capacidad de revisión, recuerda que “le corresponde a la casación el control de todo aquello que tenga capacidad de revisar por sus propios medios sin necesidad de realizar un nuevo juicio de mérito, esto es, de renovar la prueba oral, por lo que las comprobaciones fácticas que dependen de la inmediación y la oralidad son las únicas que no pueden –por obvias razones materiales- analizarse”, quedando reservadas a la órbita del juez que en su oportunidad dirigió el debate oral.

Así, en dos clarificadores párrafos recuerda que para cumplimentar lo antes expuesto, se depende por completo de la actividad y

de la precisión de la parte recurrente puesto que resulta imprescindible acotar el trabajo de revisión judicial exclusivamente a las partes esenciales de las sentencias impugnadas. En consecuencia, deberá la agraviada determinar con claridad “cuáles afirmaciones del a quo resultan de error de apreciación y de qué manera habrá de refutarse dicha aseveración”, debiendo recaer tales agravios “sobre aquellos elementos que aporten un sustento esencial al fallo, de la misma manera que la prueba ofrecida debe ser pertinente y suficiente para demostrar el error en el que han incurrido los jueces.” Añaden los jueces que “ello no sucede cuando los impugnantes hacen uso de categorías genéricas o abstractas, no logrando demostrar que la valoración de la prueba practicada presente espacios carentes de explicación.”

Se está así ante una doble exigencia impuesta al recurrente. El tener que indicar errores de apreciación y la obligación de explicar el modo o la manera de refutar tales falencias de apreciación. Pero la primera de estas exigencias a su vez exige que los errores señalados sean elementos que sostengan de manera esencial al fallo. En otras palabras, no elementos menores, aún cuando cabe tener presente que de hallarse multiplicados tales errores de segundo orden, podría estarse apuntando, ante la convergencia de los mismos, hacia deducciones sustanciales fallidas, ya que todo elemento de una sentencia, en cuanto constitutivo de premisa que conduce a una conclusión, participa en la producción del efecto (la sentencia).
Por ello se impone distinguir con prudencia si aquello señalado como error de apreciación se refleja o no en las conclusiones, o forma parte de la agitada hojarrasca con que no pocas veces se tiende a cubrir –con conciencia de ello o no- resoluciones judiciales que emergen por arte de birlibirloque de invocados fundamentos que a la postre poco o nada tienen que ver con la sentencia.

Ahora bien, si el señalamiento requerido podría resultar algo fácil de cumplir, no lo es por cierto la nota esencial acompañante, esto es, la obligación de señalar de qué modo debe refutarse el error de apreciación con el cual el recurrente manifiesta sentirse agraviado. Ello requiere de claridad y precisión expositiva no siempre presente –desgraciadamente- ya que sobreabundan las manifestaciones genéricas y/o abstractas, pletóricas por lo general de sesgo, cuando no sobrecargadas de pasión. En estos casos, se dificulta por cierto la tarea y se esfuma el objetivo al que tiende el reclamo, sepultando a este en la noche y niebla de la más absoluta vaguedad. En concreto, como lo señala la lógica menor aristotélica –claramente expuesta en el árbol de Porfirio-, cuanto mayor es la extensión de un concepto, menor es la comprehensión de su contenido, pudiendo de tal modo concluir que cuánto mayor es la generalización del análisis, menor es su focalización en los puntos de controversia. En términos de táctica bélica, puede... Descargar el escrito completo

V Congreso Internacional en Criminología, Psicología y Medicina Forense.

Por el Prof. Dr. Mariano N. Castex

El pasado 22, 23 y 24 de octubre de 2013 se llevo a cabo en la ciudad de Buenos Aires, el V Congreso Internacional en Criminología, Psicología y Medicina Forense organizado por la Fundación Finteco, Sociedad Miembro de la Asociación Mundial de Psiquiatría Departamentos de DDHH y Salud del CCC Floreal Gorini, Sociedad Argentina de Psiquiatría Critica (AMA). Los paneles de conferencistas giraron en torno a debatir temas como la herida que dejaron en la sociedad Argentina los delitos de Lesa Humanidad, el fantasma de la inpunidad, el papel de la prensa en la creación de los estereotipos delincuenciales, los profundos cambios en la asistencia a los sujetos con padecimientos mentales, promulgados por la Ley de Salud Mental, la aparición de un nuevo actor en la escena de la Institución Psiquiátrica: el abogado defensor, y otros temas más que hacen al análisis actual y la necesidad de trabajar sobre ellos para su mejoramiento tales como la Ciberpedofilia: los delitos sexuales vía Internet , la transformación del sistema de Salud Mental, la Justicia y Los Medios, La violencia Institucional, y otros más.

El Prof. Dr. Mariano N Castex –Academia De Ciencias de Buenos Aires, Forense Argentina y Forense Latina- fue invitado a formar parte del Comité Científico.

En Formato audio podrán escuchar la Conferencia que el mismo Médico brindó sobre “Las Circunstancias Extraodinarias de Atenuación en el Homicidio Calificado por el Vinculo”.

SABIAS QUE?
CAMBIO EN LA JUSTICIA PERO NO ASÍ


Que los tribunales de casación únicamente se ocupan de verificar que en lo resuelto en el inferior, no se hubieran violado preceptos constitucionales?

Que para ello, las partes quejosas, al recurrir a los mismos, lo deben hacer sobre la sentencia y/o la disposición que consideran agraviante, precisando los puntos de agravio en forma clara y precisa y explicando los motivos por los cuales se considera que tales puntos agravian.

Que esto expuesto, sin el agregado de epítetos y / o declamaciones inoportunas y ajenas al objetivo preciso de la queja, a la que oscurecen de modo absolutamente innecesario, deben aquellos señalar también con singular precisión el modo con que creen ellos que debería haberse actuado dentro de los lineamientos constitucionales.

Que toda otra concepción de la función casatoria, es falaz, siendo lamentable que los medios de comunicación inyecten perspectivas en casos notorios en donde los resultados no son del agrado de sus posturas.

Que lamentablemente existen en la provincia de Buenos Aires, fiscales que no tienen clara esta función casatoria y cuando tribunales orales absuelven o condenan encuadrados en las mas rigurosas exigencias constitucionales,
señalando los gravísimos errores procesales en que incurrieron algunos de sus subordinados llevados por un sinnúmero de motivaciones fundadas o infundadas, lo único que hacen es aumentar un innecesario dispendio de recursos al servicio de la Justicia.

Que también, lamentablemente, los fiscales departamentales deberían tener presente que la función los consagra como servidores que en nombre del Estado y del bien público, deben procurar esclarecer la verdad tras los hechos delictuosos y no mantener a trocha y mocha los caprichos, los sesgos y hasta los infundados prejuicios de sus subordinados o amigos de turno.

Que, ejemplos de estos casos, sobre abundan y ello debería dirigirse la dinámica del cambio en la Justicia que todos los argentinos queremos, pero muchos aclarando que no así. Descargar el escrito completo

ForenseLatina

contacto@forenselatina.com


www.forenselatina.com / www.forenseargentina.com


Carpeta Comercial Nuestro Media Kit

TAMBIEN SEGUINOS EN Facebook Twitter